Inicio / - Rotativos / Principales / El día que Coca-Cola reinventó la propaganda nazi sin querer
El día que Coca-Cola reinventó la propaganda nazi sin querer

El día que Coca-Cola reinventó la propaganda nazi sin querer

¿Puede un eslogan neonazi convertirse en un perrito? Sí, y Coca-Cola se ha encargado de ello: ha transformado las consignas de Hitler en dibujos adorables, creando un tipo de propaganda nazi nunca antes visto.

La marca lanzó una campaña en Twitter para darle la vuelta a los mensajes de odio y convertirlos en dibujos simpáticos. Pensó que los usuarios seguirían la lógica de la campaña, pero en Internet las cosas no son tan sencillas y todo lo que podía salir mal, salió mal.

Coca-Cola invitó a los usuarios a contestar a cualquier tuit negativo con el hashtag #MakeItHappy. Después, un robot convertiría automáticamente los mensajes de odio en dibujos simpáticos, como una cara sonriente. El robot crea estas formas en arte ASCII, lo que quiere decir que las mismas letras del mensaje de odio sirven para dar forma al dibujo.

Todo iba bien hasta que la gente de Gawker decidió poner a prueba al robot de Coca-Cola, y le envió un tuit con el eslogan neonazi ‘Catorce Palabras’: “Debemos asegurar la existencia de nuestro pueblo y un futuro para los niños blancos”. Coca-Cola lo convirtió en un perrito.

 

Después de eso, la cosa solo degeneró. Gawker creó su propio robot (@MeinCoke) para seguir poniendo a prueba al robot de Coca-Cola. La tarea de MeinCoke era, básicamente, tuitear las palabras del ‘Mein Kampf’, el manifiesto autobiográfico de Hitler que sintetiza la ideología nazi.

Coló. La marca de refrescos empezó a convertir la propaganda nazi a la filosofía #MakeItHappy.

En cuanto Coca-Cola se dio cuenta del error, canceló la campaña y borró los tuits. Para entonces, Gawker ya los había capturado todos para nuestro disfrute. Aquí te dejamos algunas de las frases del libro de Hitler, convertidas en un plátano con gorra o en una palmera con gafas de sol. Un rollo muy macabro.

Dejar la imagen de tu compañía en manos de un robot es una mala idea

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

*

ir hacia arriba